Universidades colombianas fallan en abordaje de violencia sexual

Las instituciones educativas carecen de hojas de ruta para prevenir y erradicar casos de acoso y abuso mientras el Estado hace poco para mejorar la situación

Solo cinco de las 30 universidades más importantes de Colombia tienen en sus reglamentos estudiantiles artículos que prohíben y castigan expresamente cualquier acto que vulnere el honor sexual. Del acoso y el abuso poco se habla institucionalmente, pero las víctimas reclaman procedimientos más efectivos y humanizados para la atención de sus casos y activistas se quejan de que no son escuchadas sus propuestas para actualizar las estrategias de manejo de los episodios de violencia sexual. Mientras eso sucede, el Ministerio de Educación Nacional ha preferido no intervenir para propiciar cambios e incluso mantiene paralizada una propuesta de política pública al respecto.

Lea el texto principal AQUÍ

Una investigación de tres meses realizada por cinco periodistas de VICE Colombia permitió recomponer un cuadro que bien pudiera ser el de cualquier país de América Latina. El trabajo periodístico se centró en explorar cuáles son las condiciones que permiten que la violencia contra las mujeres, y en especial el acoso sexual, ocurra en las universidades colombianas. No solo fueron revisadas las normas internas de las mayores 30 universidades del país, sino que se visitaron instituciones de las cinco ciudades más importantes de Colombia: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. Allí se obtuvieron, de primera mano, una docena testimonios de las estudiantes y docentes que dicen haber sido víctimas de algún tipo de agresión y los cuales fueron abordados en profundidad. Además se consultó a las  directivas de cada institución para conocer qué medidas están ejecutando para prevenir y erradicar la violencia sexual.

En la última década, la Fiscalía ha conocido 10.8300 denuncias de acoso sexual vinculadas a estudiantes en general. A pesar del alcance del fenómeno, el Ministerio de Educación Nacional,  afirma no tener competencia para obligar a los planteles a modificar sus reglamentos e imponer políticas transversales sobre equidad de género. Ello debido a la autonomía que la Constitución de Colombia garantiza a las instituciones públicas y privadas de educación superior.

Lea el texto sobre UniAtlántico AQUÍ

Expertos y docentes consultados, sin embargo, son firmes al decir que el ministerio puede promover la discusión sobre la violencia sexual en las universidades y que en ese punto ha fallado la institución, que está obligada por la ley a promover condiciones para una educación inclusiva y libre de violencia en todo el país. El órgano gubernamental además tiene listo desde hace más de dos años un documento con lineamientos sobre el tema cuya aplicación, según pudo comprobar VICE Colombia con varias fuentes, está detenida para que no se vuelva a relacionar a esta cartera con la denominada ideología de género que produjo un álgido debate nacional el año pasado, promovido por los sectores más conservadores del país.

Lea el texto sobre UniValle AQUÍ


Encuentre aquí todo sobre la investigación ‘Acoso sexual en la U’:


VICE Colombia realizó este reportaje en el marco de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas del International Center for Journalists (ICFJ) alianza con CONNECTAS.


 

Deje un comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre acá