Inicio Pais El Salvador

El Salvador

Una empresa ligada a ALBA Petróleos ha generado sospechosas pérdidas de un millón de dólares para El Salvador

La compañía Las Vistas fue conformada en 2012 expresamente para adquirir 38 inmuebles en la zona residencial Garden Hills. Tras rotar por varias manos, la sociedad pasó a ser propiedad del abogado José Mauricio Cortez Avelar, identificado como uno de los principales testaferros del viceministro José Luis Merino

La red de testaferros del viceministro José Luis Merino

Una investigación de miembros de tres entidades en Estados Unidos identificó al abogado José Mauricio Cortez Avelar como uno de los principales testaferros de José Luis Merino, político salvadoreño para el que congresistas norteamericanos han pedido una indagación de sus finanzas. Cortez Avelar, junto a otras seis personas relacionadas con Alba Petróleos, conformaron tres empresas en Nevada, un paraíso fiscal dentro de Estados Unidos.

El pequeño municipio salvadoreño que vive con miedo

5.827 personas han desaparecido en El Salvador entre 2014 y 2016, los años en que ha recrudecido la Nueva Guerra protagonizada por las pandillas y el Estado. Historias de miedo y madres que aún esperan que sus hijos lleguen a casa pueblan Santa Cruz Michapa, un pequeño municipio de Cuscatlán.

El negocio de Alba que quedó varado en El Salvador

La historia de la oportunidad perdida de otra empresa relacionada con ALBA Petróleos de El Salvador (empresa semipública de la que es propietaria en 60 por ciento la estatal venezolana PDVSA). Se trata de Guazapa, S. A., offshore panameña dueña de un barco anclado desde hace año y medio en el Puerto de La Unión Centroamericana.

Transexuales sin tierra

Huyen de Guatemala, El Salvador y Honduras al ser perseguidos por su condición sexual. A diferencia del resto de los migrantes, en su recorrido son víctimas de mayor persecución y acoso. Su “sueño americano” es sólo un lugar donde puedan vivir.

300 feminicidios al año “no son nada” en el país más violento del continente

A 25 años de la firma de los acuerdos de paz que pusieron fin al conflicto armado, El Salvador se ha convertido en uno de los países más violentos del mundo y particularmente peligroso para las mujeres. Según el informe The Small Arms Survey del 2016, es el tercero con la mayor tasa de muertes violentas de mujeres, solo después de Siria y Lesotho. Sin embargo, de cara a las políticas públicas, los feminicidios parecen ser un problema menor.

Las batallas después de la paz

Los obstáculos en la implementación de los acuerdos del gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC recuerdan las dificultades que hubo en procesos similares como en Guatemala y en El Salvador, donde la poca capacidad de las instituciones dejaron las promesas en el papel y perpetuaron las causas por las que iniciaron los conflictos armados en ambos países.

Un cadáver en el patio

¿Qué es lo que ha cambiado para la población en los sectores más vulnerables en El Salvador a 25 años de la firma del cese de hostilidades? Un hombre que ha ido de la guerra a la paz con un cadáver enterrado en el patio de una casa que nunca pudo terminar lo cuenta.

La comunidad que se seca con el manglar

Las oportunidades de alimento e ingresos que ha ofrecido el bosque salado han ido desapareciendo en los últimos años. Las comunidades afincadas en la bahía de Jiquilisco (El Salvador), frente al Pacífico, han visto impotentes cómo ese manglar que antes les regalaba punches y peces en grandes cantidades, ahora se va secando por el aumento del mar.

La sentencia de muerte que dicta un gorgojo

En el cerro El Pericón, Perquín, se han estado talando más de 400 pinos cada semana porque el gorgojo descortezador –una especie nativa salvadoreña recién convertida en plaga por el aumento de las temperaturas– los ha secado. Hasta hace unas semanas, las autoridades daban cuenta de 311 hectáreas devastadas en esta zona de recarga acuífera.
css.php