El champagne que no se descorchó

Un empresario procesado en el caso Lava Jato negoció por lo bajo con Luis Castañeda meses antes de que éste asumiera la alcaldía de Lima, Perú.

Giselle Zegarra, exgerente de Promoción de la Inversión Privada de la Municipalidad de Lima; el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossi; y el expresidente de la constructora brasileña OAS (Foto de fondo: AOZ Arquitecto Urbanista)

Escoge el día, el lugar y la marca de champaña. Estoy muy agradecido. Eres una gran maestra — le dijo José Adelmário Pinheiro Filho (o Léo Pinheiro), entonces presidente de la constructora brasileña OAS, a una abogada peruana en un mensaje de texto enviado desde el celular Iphone de este el 12 de noviembre de 2014, para celebrar lo que parecía ser el resultado de una negociación exitosa en Perú.

No llegaron ni a descorchar la botella ni a beber el champagne. Dos días después de este mensaje, Pinheiro fue capturado por la Policía Federal de Brasil durante la séptima fase de la operación Lava Jato, denominada Juicio final.

Según la acusación del Ministerio Público Federal de Curitiba, OAS había pagado, por orden del empresario, cerca de 30 millones de reales (8,6 millones de dólares) en coimas para beneficiarse con contratos de Petrobras. Entre los beneficiarios de los sobornos habría estado, de acuerdo con la acusación, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien recibió, sostienen los fiscales, R$ 3.738.738,07 [más de 1 millón de dólares].

A diferencia de otros empresarios, que negociaron términos de ‘delación premiada’ desde el momento mismo de su arresto, Pinheiro estuvo en el grupo más pequeño de capitanes de empresa apresados que negaron todos los cargos y rechazaron colaborar.

Este reportaje fue elaborado por Romina Mella (IDL-Reporteros, Perú) y por Guilherme Amado (O Globo, Brasil) y republicado por CONNECTAS  gracias a un acuerdo de difusión de contenidos.

Léo Pinheiro, entonces presidente de OAS, es detenido por la Policía Federal como parte de la séptima fase de la operación Lava Jato. (Foto: O Globo)

Un año después el juez Federal Sergio Moro sentenció a Pinheiro a 16 años y 4 meses de prisión por los delitos de corrupción activa, lavado de dinero y crimen organizado. La carga de prueba en su contra fue abrumadora.

Eventualmente, los empresarios que negaron todos los cargos y prometieron no colaborar con la justicia, capitularon uno tras otro. Desde Léo Pinheiro hasta Marcelo Odebrecht.

En marzo de este año Pinheiro inició las negociaciones para una delación premiada (o colaboración eficaz recargada) con el Ministerio Público. Sin embargo, estas fueron suspendidas en agosto de este año por el Procurador General de la República, Rodrigo Janot, por razones que explicamos luego en este reportaje.

Con la delación premiada en suspenso, todo lo delatado hasta ahora por Pinheiro en el proceso se mantiene en reserva.

El procurador General de la República de Brasil, Rodrigo Janot. (Foto: La República Ecuador)

Sin embargo, los mensajes de texto contenidos en los celulares Iphone del empresario incautados por la Policía Federal cuando este fuera apresado en 2014, tienen información reveladora sobre las negociaciones que sostuvo con el ahora alcalde Luis Castañeda, a través de una abogada, sobre el Proyecto Línea Amarilla, incluso en plena gestión de Susana Villarán.

La correspondencia digital se dio entre Léo Pinheiro y la abogada Giselle Zegarra, quien fuera gerente de Promoción de la Inversión Privada de la Municipalidad de Lima durante las dos primeras gestiones de Castañeda. Zegarra había ingresado a la municipalidad en 2005 para ocupar primero el cargo de gerente de Desarrollo Urbano. Dos años después pasó a la gerencia de Promoción de la Inversión Privada.

Pinheiro y Zegarra se conocieron a raíz del Proyecto Línea Amarilla, adjudicado a Lamsac [empresa concesionaria formada y controlada por OAS] el 12 de noviembre de 2009. Era el proyecto de infraestructura vial más grande que hasta ese momento había manejado el municipio: una vía expresa de 9 kilómetros de longitud, que uniría el centro histórico de la ciudad y el Callao; y 16 km de la vía de Evitamiento desde el Trébol de Javier Prado hasta el Ovalo Habich, con una inversión de más de 600 millones de dólares.

Luis Castañeda, que entonces iba en su segundo mandato, organizó una ceremonia pública para la firma del contrato con la participación de Léo Pinheiro, en la que fueron anunciados los alcances e impacto del proyecto.

foto-4-andina-1024x529

Fue Giselle Zegarra quien suscribió como representante del municipio el contrato de concesión de Línea Amarilla.

En una entrevista concedida por correo electrónico a IDL-Reporteros, Zegarra contó que la primera vez que vio a Pinheiro fue aproximadamente un mes antes de la firma del contrato de concesión, en una reunión protocolar con el alcalde de Lima y luego en la ceremonia pública.

Lo volví a ver después de casi 4 años, a través de una reunión con un Estudio de Arquitectos de Barcelona-España, con quienes queríamos desarrollar a nivel de consultoría un proyecto de inversión privada para la Costa Verde. () Así me reúno con Pinheiro, junto con el referido arquitecto [no es mencionado su nombre: IDL-R], para exponerle la idea del proyecto Costa Verde, la cual le interesó y procedimos a suscribir un Contrato de Locación de Servicios para asesorar a OAS en la estructuración de dicho proyecto, indicó Zegarra a IDL-R.

Según afirma Zegarra, en el contrato suscrito con OAS, se incorporó a pedido suyo una cláusula en la que se estableció que no asesoraría a OAS en ningún aspecto relacionado con el proyecto Línea Amarilla. Pedí incorporar esta cláusula porque tengo claro que, habiendo suscrito (por delegación del Alcalde) el Contrato de Concesión de Línea Amarilla, no debía asesorar a la empresa LAMSAC ni a OAS como constructora del Proyecto Línea Amarilla.

Giselle Zegarra postuló en el 2000 al Congreso por Solidaridad Nacional, partido fundado por Luis Castañeda. Según el Registro de Organizaciones Políticas (ROP), la abogada está inscrita en el partido desde 2004. (Foto: Caretas)

Eso dice Zegarra. Pero el fluido intercambio de mensajes de texto entre Zegarra y Pinheiro,  desde agosto hasta noviembre de 2014, indica todo lo contrario.

Esos fueron meses cruciales para el municipio: En agosto la campaña para las elecciones municipales entró a su tramo final. Luis Castañeda le llevaba una ventaja considerable a todos sus contendores, entre ellos Susana Villarán, que postulaba a la reelección. Finalmente, el 5 de octubre Castañeda resultó ganador con más del 50 por ciento de los votos.

Entre octubre de 2014 y enero de 2015, cuando Castañeda aún no asumía su tercer periodo como alcalde, Susana Villarán no solo perdió autoridad y capacidad de negociación, sino que OAS negoció a sus espaldas con el alcalde electo a través de Giselle Zegarra.

Whatsappeo y encuentros

16 de Julio de 2014. La entonces alcaldesa de Lima, Susana Villarán, inspecciona la construcción del túnel que cruzaría el río Rímac contemplado en el Proyecto Vía Parque Rímac. (Foto: Municipalidad de Lima)

En un mensaje del 14 de octubre del 2014, Giselle Zegarra le pide a Léo Pinheiro concretar una reunión en Lima para hablar sobre el Proyecto Línea Amarilla.

Hay que tener en cuenta que el proyecto original (Línea Amarilla) había sufrido cambios durante la gestión de Villarán empezando por el cambio de nombre a Vía Parque Rímac. Parte de los cambios fue, entre otras cosas, la creación de 25 hectáreas de áreas verdes en la ribera del río Rímac y una obra vial de conexión con el distrito de San Juan de Lurigancho. Además, mejoró las condiciones de compensación económica para los ciudadanos que debían ser reubicados a causa del proyecto, y se estableció que el 7% de los ingresos por el peaje retorne al municipio. El plazo de la concesión se amplió de 30 a 40 años.

En febrero de 2013 fue incluida una adición al contrato de concesión, que disponía la creación de un fideicomiso de 74.5 millones de dólares, con el que se financiaría parcialmente el Proyecto Río Verde, contemplado dentro de Vía Parque Rímac. Pero no fue sino hasta un año después, en octubre de 2014, luego de la derrota de Villarán frente a Castañeda, que la versión final del contrato de obra del Proyecto Río Verde estuvo lista.  Faltaba, por cierto, que OAS firme el contrato. Es en ese contexto en el que Zegarra y Pinheiro hablan del proyecto.

Giselle Zegarra (GZ): El viernes a las 12:30 pm en el mismo lugar

Léo Pinheiro (LP): Ok. Obrigado (Ok. Gracias)

GZ: De nada. Leo me gustaría poder coordinar (ligar? En portugués) una

reunión de unos 20 mn contigo el jueves o viernes para hablar de Costa verde y

de línea amarilla, tiene que ser antes de reunirnos con el amigo. Gracias

LP: Vc me diz que horario e onde. (Me dices en qué horario y dónde.)

GZ: Puede ser antes de la reu

—  En otro mensaje, del 22 de octubre, ambos coordinan una reunión en la que participaría Luis Castañeda, quien es mencionado como ‘Lucho’ por Zegarra.

LP: Que tal nossa ida no dia 1 de noviembre. Gracias.

        (Qué te parece nuestra visita el 1 de noviembre. Gracias)

GZ: Para la visita con lucho?

LP: Sim.

         (Sí.)

GZ: Lo coordinare y te confirmo

        El recorrido seria sábado 1 o domingo 2?

LP:  Sabado 1. (Sábado 1.)

GZ: Ok y también hablaras de la adenda

—  Al día siguiente, el 23 de octubre, Pinheiro y Zegarra fijan la reunión con Castañeda para el 1 de noviembre.

Luis Castañeda supervisa las obras de la vía expresa del Proyecto Línea Amarilla. (Foto: Correo)

La abogada reconoció a IDL-R que gestionó un par de reuniones con Castañeda  pero para exponer la idea del proyecto Costa Verde sobre el cual brindé asesoría a OAS.Sin embargo, en un siguiente mensaje la abogada le pide a Pinheiro que su compañía no firme el contrato del Proyecto Río Verde porque eventualmente significaría un problema.

Ese mes estuvo lista la versión final del contrato de obra del proyecto, según un acta del Fondo Metropolitano de Inversiones (Invermet), que entonces lo gerenciaba. Era el resultado de un año de negociaciones entre la municipalidad— liderada por Villarán— y OAS. Solo faltaba que la constructora firme el contrato para que empiecen las obras.

LP: Oi Giselle,

Confirmado no dia 1/11?

Precisaríamos estar contigo antes.

Bejos.

(Hola Giselle, confirmados el día 1/11? Necesitaríamos reunirnos antes contigo)

GZ: Problemas

No pueden firmar el contrato por Río Verde

Estoy secuestrando a [Leonardo] Fracassi

SOS

Estoy con el

Alo alo

(emoticon)

LP: Acabei de desembarcar.

Estava em Santiago.

(Acabo de desembarcar. Estaba en Santiago)

GZ: Va a ser un gran problema si firman

C favor con fracasi

Estoy por comenzar una reunión con lucho en 5 mn

 — Leonardo Fracassi es un alto funcionario de OAS. Entonces era director operacional de la constructora para Perú, Ecuador y Colombia; ahora ocupa el cargo de director superintendente internacional, con sede en Brasil. IDL-R intentó contactarlo, pero hasta el cierre de esta edición no fue posible hacerlo.

Al día siguiente, 24 de octubre, Giselle Zegarra le insiste a Léo Pinheiro que hay un pedido de Lucho [Luis Castañeda] para que OAS no firme el contrato del Proyecto Río Verde con la gestión de Susana Villarán.

Al inicio de su gestión, Susana Villarán renegoció el contrato de concesión del Proyecto Línea Amarilla. En la primera reunión de negociación los representantes de la concesionaria estuvieron acompañados del entonces ex jefe de Proinversión, René Cornejo, y la abogada Cecilia Blume, quienes fueron como asesores. (Foto: Municipalidad de Lima)

LP: Fica tranquila. Não vamos fazer nada sem o consentimiento e

concordãncia de vcs.

(Quedate tranquila. No vamos a hacer nada sin el consentimiento de ustedes.)

GZ: Gracias, se que ya lo pararon, lucho me pide que no lo firmen,

mañana me reúno con [Leonardo] Fracassi. Gracias (emoticon)

LP: Giselle,

Queres que váai em Lima?

(Giselle, quieres que vaya a Lima?)

GZ: Aún no, primero conversó con Fracassi y te aviso

Gracias

LP: Bejos!

(Besos)

 — Cuando Zegarra fue consultada por IDL-R por este último mensaje, esta indicó que no he negociado el cambio que usted indica [la paralización del proyecto Río Verde], pues no tenía ni tengo cargo en la MML para este tipo de atribuciones, fui consultada como especialista en la materia y di una opinión. Mi sugerencia la hice con el fin de evitar contingencias de índole legal porque tengo varios reparos respecto a la Adenda 1 al Contrato de Concesión de Línea Amarilla. () De ningún modo mi sugerencia puede interpretarse como una imposición o directriz (). Y añadió que  ()estando a octubre 2014 cuando ya se encontraban en pleno proceso de transferencia de gestión era, por decir lo menos INAPROPIADO [las mayúsculas son de Zegarra] que se firme [Río Verde].

Lo cierto es que el contrato por el Proyecto Río Verde entre la municipalidad y OAS nunca se firmó.

El Fondo Metropolitano de Inversiones (Invermet) pidió una autorización para elegir a otra empresa constructora para que ejecute el proyecto, pero esto nunca prosperó. Susana Villarán había perdido las elecciones y con ello su capacidad de negociación.

El mismo 24 de octubre, luego del intercambio de mensajes con Zegarra, Léo Pinheiro recibió otro de Agenor Medeiros, entonces director del área internacional de OAS:cualquier decisión tiene que estar alineada a la nueva administración. Tenemos que desmontar Río Verde con la actual administración, que insiste en la contratación y que tienen que entender que la ciudad tiene nuevo administrador. Leonardo [Fracassi] tuvo un feedback de Giselle [Zegarra], que entiende nuestra posición. La crisis ha terminado. Ahora tenemos que convencer a la otra parte, agregó Medeiros.

Gustavo Rocha, ex presidente de Invepar. (Foto: Invepar)

 

Pocos días después, el 31 de octubre, Gustavo Rocha, entonces presidente de Invepar, empresa que hasta ese momento tenía la mayoría de acciones de Lamsac, le manda un mensaje a Pinheiro sobre el Proyecto Vía Parque Rímac (ex Línea Amarilla).

Gustavo Rocha (GR): Parabéns!!! Trato direto VPR [Vía Parque Rímac] assinado

(Felicitaciones!!! Trato directo VPR [Vía Parque Rímac] firmado)

LP: Precisamos informar ao outro. Vamos montar a estratégia.

(Tenemos que informar al otro. Vamos a establecer la estrategia)

GR: Importante. Temos qe nos preparar para as repercussoes na Mídia

Vamos combinar antes com Giselle e Lucho.

(Importante. Hay que prepararse para las repercusiones en los medios.

Vamos a reunirnos antes con Giselle y Lucho).

 A inicios de 2015,  Luis Castañeda —ya como alcalde en funciones—anunció la construcción del bypass de 28 de Julio, cuyo financiamiento saldría del fideicomiso que inicialmente estuvo destinado al Proyecto Río Verde.

El mismo mes que el alcalde anunciaba el nuevo proyecto, Giselle Zegarra fue contratada por la municipalidad, a través de su consultora, con el objeto de elaborar un informe de diagnóstico del estado situacional [sic] del Contrato de Concesión del Proyecto Línea Amarilla. El contrato estuvo vigente, según Zegarra, entre el 13 de enero hasta el 11 de setiembre de 2015.

En marzo de ese año empezó la construcción del bypass a gran velocidad.Lo curioso es queen la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto del baipás presentada en marzo del 2015 por la municipalidad al ministerio de Transportes y Comunicaciones y aprobada en abril, figuran dos estudios: el plano de especies arbustivasy el conteo de volúmenes vehiculares. El primero se hizo bajo la supervisión de OAS, y el segundo a pedido de esta.¿Qué tienen de particular? Ambos fueron hechos en diciembre del 2014, refiere el artículo ‘‘Bypaseo’de sobrecostos’ publicado por IDL-R en octubre del 2015.

Aún no terminaba el período de Susana Villarán y la constructora OAS ya había preparando estudios para un proyecto que se realizaría durante el mandato de Castañeda.

El monorriel en Sao Paulo. (Foto: Traigan.net)

Entre el 5 y 7 de noviembre de 2014, Léo Pinheiro y Giselle Zegarra conversaron porwhatsapp sobre el monorriel que OAS está construyendo (en consorcio con otras compañías) en Sao Paulo, Brasil, y la posibilidad de hacer una obra parecida en Lima.

Vale la pena recordar que en agosto de ese año, Castañeda había prometido en campaña hacer un monorriel. Con la certeza del cumplimiento de la promesa, vamos a hacer un monorriel en todo lo que es la avenida Universitaria, dijo Castañeda.

LP: Mono Rail em São Paulo.

        Bejos

        (Monorriel en Sao Paulo. Besos.)

GZ:  Es sao Paulo

         ???

LP:  São Paulo.

        Martes estarei ai.

        (Sao Paulo. El martes estaré ahí)

GZ: Acabo de enseñarle a lucho las fotos

        Estoy con el

        Coordinare la cita para el martes en la tarde

LP:  Ok

(..)

GZ: De donde es?

 Cuantos pasajeros por día transporta?

LP:  48.000 passageiros/hora por sentido.

GZ:  Es bastante

Es el de OAS con Queiroz?

LP:   OAS + Queiroz + Bombardier

GZ:  En que porcentajes?

LP:  600.000 passageiros/dia

 50/50

GZ:  Y crees que funcione en Lima?

LP:  O pessoal estáanalisando.

Ficamos então para quarta (Miércoles) as 17hs?

(El personal lo está analizando. Quedamos entonces para el miércoles a las 5 de

la tarde?)

Al año siguiente, apenas al inicio de su gestión, Castañeda anunció que su propuesta del monorriel aún estaba vigente. “Como todos saben, la Municipalidad no tiene la capacidad económica  de llevar a cabo un proyecto como éste. El Monorriel es una posibilidad en toda la malla de comunicaciones disponible. Estoy invitando a la inversión privada”, dijo el alcalde a través de RPP.

Hasta el momento, el proyecto no ha prosperado.

IDL-R buscó entrevistar a Castañeda, a través del gerente de comunicaciones de la municipalidad, Italo Quispe, pero la gestión fue infructuosa.

Celebración truncada

Léo Pinheiro, expresidente de OAS. (Foto: Notiamérica)

En un mensaje que intercambiaron el 12 de noviembre de 2014, Léo Pinheiro y Giselle Zegarra coordinaron para celebrar el resultado de una negociación exitosa de la constructora brasileña en Perú. También hablaron sobre los XVIII Juegos Panamericanos, que se celebrarán en 2019 en Perú y que demandarán una inversión en infraestructura de alrededor de 300 millones de dólares.

GZ: Hola nos espera a las 11 am

LP: Muchas gracias!!!!

        Usted es lo máximo.

(emoticon)

GZ: Buenos días le pedía Damiao [Moreno] una información desde el viernes y aun no

la tengo

Ls necesito para ls reu de hoy

Cuando puedas llámame

Toc toc

LP:  Estou voando.

Daqui a 2hs posso ligar?

(Estoy volando. Te puedo llamar en un par de horas?)

GZ: Perfecto

        Cuando tomamos el champagnera?

        Champagne

LP:   Vc escolhe o día, local e a marca da Champagne.

        Muito Obrigado.

        Vc éa grande Maestra.

        Ja estamos minutando a carta para PanAmericano.

Vc gostaria de visitar as obras feitas para o Pan do Río?

Podríamos tamben ver as da Olimpiadas.

Mais una vez Obrigado.

           (Escoge el día, el lugar y la marca de Champagne. Estoy muy agradecido. Eres una gran maestra. Ya estamos haciendo la carta para los Panamericanos. Te gustaría visitar las obras hechas para los Panamericanos en Río? Podríamos ver también las de las olimpiadas. Unas vez más, gracias. Besos.)

GZ:  Me encantaría visitarlas

LP:   Veja cuando usted podrá.

           (Vea usted cuando puede)

El champagne se quedó sin descorchar. Dos días después de este intercambio de mensajes, Léo Pinheiro fue apresado por la Policía Federal de Brasil en el desarrollo de la operación ‘Juicio final’, como parte del caso Lava Jato.

Giselle Zegarra registra un viaje a Brasil entre el 9 y 12 de setiembre de 2014. El motivo: reunirse con funcionarios OAS y hacer un recorrido por algunos de sus proyectos, según la información obtenida de los teléfonos de Leó Pinheiro. (Fuente: Superintendencia Nacional de Migraciones del Perú)

A inicios de 2016, Pinheiro empezó a negociar con los fiscales una delación premiada para lograr reducir la pena impuesta por el juez Sergio Moro, de 16 años de prisión.

Pero en agosto pasado, a pesar de haber firmado un preacuerdo de colaboración, las negociaciones fueron suspendidas.

Ello fue a raíz de una publicación de la revista Veja, que reveló que Pinheiro habría comprometido en sus confesiones a un miembro del Supremo Tribunal Federal [la Corte Suprema brasileña] en el caso, como parte de la información entregada a las autoridades para obtener la delación premiada.

El procurador Rodrigo Janot consideró esta filtración como un intento de Pinheiro de forzar el cierre del acuerdo conforme a sus intereses.

De no prosperar la delación premiada, todas las pruebas entregadas por Pinheiro durante el proceso de negociación, que hasta ahora son de carácter secreto, serán destruidas.

El juez Federal de Brasil Sergio Moro. (Foto: Estadão)

Hace unas semanas, el juez Moro expidió una nueva orden de detención para Léo Pinheiroquien llevaba purgando condena bajo arresto domiciliariopor otro caso de corrupción: el desvío de 8 mil millones de reales de los fondos de pensiones.

IDL-R intentó comunicarse con Léo Pinheiro a través de su abogado, José Luis Oliveira Lima, quien hizo saber que el empresario no daría declaraciones.

La sucursal de OAS en Perú, a su turno, se negó a responder, como ha hecho desde que estalló el caso Lava Jato.

Este reportaje fue elaborado por Romina Mella (IDL-Reporteros, Perú) y por Guilherme Amado (O Globo, Brasil) y republicado por CONNECTAS  gracias a un acuerdo de difusión de contenidos.


Para leer el texto original, haga clic AQUÍ

Deje un comentario

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre acá